Este estilo hunde sus raíces en la naturaleza en la que se inspirará para proyectar una decoración que será de carácter rústico moderado, donde no faltaran elementos florales o los estampados tipo  Toile de Jouy que recuerdan motivos pastoriles. Para las cocinas, las modulaciones fabricadas en maderas de tono beige o arena, pero sobre todo en blanco, serán las más exitosas, aunque también suelen combinarse con tonos subidos de intensidad echando mano de azules, verdes o rojos. El resultado generara lugares con ambientes agradables, elegantes, acogedores y luminosos. De esta manera, los materiales nobles se harán imprescindibles en la recreación de estos ambientes que irán siempre acompañados de tonalidades que evocaran a la naturaleza como clave para mimetizarse en nuestros espacios. Se pueden mezclar piezas de tipo vintage para dar un aire más sofisticado; en todo caso, esta pasa por ser la alternativa principal para romper moldes en relación a la tendencia actual de cocinas minimalistas.

1 2 3 4 5 6 7